Seleccionar página

Este año, no corre todas las fechas del torneo nacional de rally no porque no quiera, sino por sus compromisos como estudiante universitario en Estados Unidos. Se trata de Miguel Zaldívar (h), quien siempre que encuentra un recreo entre sus obligaciones allí, no duda en volver a su país para poner en funcionamiento al segundo Volkswagen Polo GTI R5 del equipo MZR.

Así ocurrió en el Rally de Alto Paraná, donde el joven Zaldívar fue, en la opinión de varios expertos, la figura más destacada del evento, teniendo en cuenta que, con pocos kilómetros arriba de ese sofisticado vehículo y sin ser de la partida más que una vez (TransItapúa), fue autor de una carrera excepcional, con ritmo alto y soportando sin titubear los embates del Toyota Etios de Alejandro Galanti.

En el este, lo navegó por primera vez el argentino Marcelo Der Ohannesian y juntos subieron al podio al ser terceros absolutos, detrás de los laureados Diego Domínguez (Hyundai) y Gustavo Saba (Volkswagen).

“Terminar detrás de dos grandes pilotos como Domínguez y Saba en la clasificación general me hace pensar que hicimos un buen trabajo. Agradezco a la gente que escuché que me marcó como revelación de este rally. Disfruté mucho de la competencia, incluso cuando debí resistir la presión de otra gran figura de la especialidad como es Galanti. Desde que empecé a tripular coches de tracción integral, había logrado otro tercer puesto e incluso un segundo también, pero éste tiene mejor sabor porque esos otros podios habían sido un poco por descarte y por situaciones adversas de mis rivales. En cambio, la labor de Alto Paraná me deja muy contento porque se vio que fue un resultado obtenido en buena ley. Habíamos hecho mucho hincapié en los preparativos y eso se notó. Fue una lástima el accidente de mi padre, pero como contrapartida la escuadra se llevó un par de alegrías con este podio en la clase RC2 Pro, así como con la victoria en RC4 Pro de mi hermano Fabrizio. La prueba me gustó y supongo que sus especiales me cayeron bien. Estamos listos para el Rally de la Cordillera, ya que en el Hemisferio Norte es verano y en la facultad están de vacaciones, de manera tal que no me perdería la oportunidad”.

Foto: Alfredo Velásquez