Seleccionar página

Cuando sea la hora del Rally de la Cordillera, César Martìnez (h) ostentará un cómodo liderazgo en el torneo nacional de rally en lo referido a la clase RC2N Pro, pero su escolta, Andrea Lafarja, quizás no esperaba a esta altura del año ubicarse a sus espaldas, más aún teniendo en consideración que la piloto proveniente del Cross-Country no fue de la partida en el TransItapúa.

Después de eso, Lafarja, con Germán Maune en la butaca derecha, ha sido firme protagonista de la categoría, subiendo permanentemente al podio.

En Santa Rita, los integrantes del Team La Renga volvieron a ser segundos: “Cuando asumí este compromiso, dije que el punto más importante del año sería el Rally Transchaco y que todo lo precio sería una fase de preparación, pero viendo que voy tomando ritmo, logrando buenos resultados y aceptando los consejos expertos de mi primo Germán desde su rol de copiloto, la verdad es que le estoy tomando el gusto a la disciplina. Hay veces que digo que es él más que yo que lleva el Mitsubishi Lancer adelante”.

Maune aclara: “No es tan así, pero le agradezco a Andrea su valoración. Ella asimila rápido las notas y lo que uno le dice, que no es fácil porque estos autos turbocomprimidos y de tracción integral desarrollan mucha velocidad. Estar segundos en los puntos detrás de un volante capaz y que conoce en profundidad estos autos  como es Martínez (h) y ocasionalmente empatar el tiempo de un tramo o ganarle es muy alentador”.

Andrea acota: “El Rally de Alto Paraná se caracterizó por sus trayectos de promedio alto, las subidas, las bajadas y los saltos, todos condimentos que me le aportan a mi afianzamiento en esta especialidad. Disfruto de venir a las carreras por el cariño del público, me río cuando los varones se me acercan y me piden que no les gane y también me siento feliz por el gran equipo que han puesto a mi disposición. Con el empeño de nuestros mecánicos, yo quedaría como el último escalón de la pirámide y ellos en lo más alto”.    

Foto: Alfredo Velásquez