Seleccionar página

Una versión acortada de la primera etapa sirvió para dar inicio al Rally del Guairá a pesar de la lluvia. Desde antes que amanezca, el Centro Paraguayo de Volantes se abocó a recorrer los tramos para comprobar cuáles eran las mejores opciones y descartar los caminos cuyo paso se dificultara al extremo.

Así, a media mañana se resolvió que los sectores comprendidos entre Melgarejo-Tacuarita (11,480 km originalmente previstos para la segunda jornada) y Félix Pérez Cardozo-Carovení (9,680 km) eran los más indicados. Se resolvió entonces efectuar dos pasadas por cada uno de ellos.

La llovizna persistente y el barro caracterizaron gran parte de la etapa. Al tope del clasificador, en los tres primeros especiales hubo igual cantidad de ganadores distintos. Gustavo Saba y Fernando Mussano empezaron marcando el rumbo con el Volkswagen Polo GTI R5 en un sector en el que los UTV impresionaban por su ritmo, al punto de que Bruno Llano se ubicaba cuarto absoluto con su máquina de la clase UT-A.

En la PE2, le tocó el turno a Alejandro Galanti y Leonardo Suaya de imponer su Toyota Etios frente a los demás, lo que le valió para ser nuevo líder por apenas 0.61s sobre Saba y 2.5 sobre el Hyundai i20 de Diego Domínguez y Edgardo Galindo.

Domínguez respondió al ataque prevaleciendo en el tercer parcial y pasando a la segunda posición, siempre con un margen muy reducido, en este caso a 1.52s del Polo.

Recuperándose de los problemas que lo aquejaron en el Rally TransItapúa, Gustavo Saba se convirtió en el ganador del inestable día a los mandos del Volkswagen con el que supera por 5.93s a Diego Domínguez y por 8.25s a Galanti. La pequeña diferencia entre ellos hace presagiar una segunda etapa muy peleada.

Miguel Zaldívar (ahora navegado por Diego Cagnotti) demostró una buena adaptación al Polo de la división RC2 Pro y llegó cuarto, adelante del Škoda Fabia de Luis Maldonado (h) y Jorge González, los más efectivos de la clase RC2.

Completaron los diez primeros de la clasificación general Luis Ortega (Škoda) en sexta plaza, Víctor Galeano (con el mejor Ford Fiesta), Jorge García (Škoda), Juan Martín Masi (Ford) y Miguel Ángel García (Ford).

En RC2N Pro, César Matínez (h) y Marco Méndez le sacaron 1m11.80s con su Mitsubishi Lancer Evolution X a Blas Zapag y 1m36.91s a Andrea Lafarja, debutante en esta especialidad. Fernando Servín y Juan Cabrera se situaron adelante del resto en RC2 con un Lancer Evolution VIII, las mismas unidades conducidas por Francisco Delgado y Oscar Napout para ser sus escoltas.

Sebastián Lafarja y Eugenio Arrieta (Honda Civic Type R) dominaron la escena en RC3 Pro. Riyosuke Shima lo sigue a 1m43.12s con el Toyota Corolla y César Cruz a 2m06.95s con un Citroën DS3 Max. Ricardo Fretes y Juan José Sánchez (Honda Civic Type R) le llevan 12.43s a Diego Elizeche y 32.06s a Miguel Bravo (ambos con Honda Civic Si).

Fabrizio Zaldívar y Víctor Aguilera, ahora sobre un Ford Fiesta R2, fue el más veloz en RC4 Pro. Su diferencia con respecto a Diego Domínguez (h) (Peugeot 208) es de 36.69s y de 4m52.40 con relación a Rubén González (Ford). En RC4, Amílkar Servín y Christian Ramos prevalecen con su Civic Si por 1m25.68s sobre Rodolfo Winekker (Civic Type R) y por 2m11.75s sobre Claudio Stein (Civic Type R). Arnaldo Duarte y Richard Arévalos (Toyota Vitz) se anteponen a Marvin Stein (Civic Type R) por 5m35.64s.

Fernando Abente y Faizal Fahs emergieron como el dúo a batir en RC5 a los mandos de un Chevrolet Corsa. Los Toyota Etios de Fabrizio Galanti y Giulio Massagrande quedaron a sus espaldas a 49.00s y 2,16.51s, respectivamente.

Entre los UTV, Rodrigo Pires va primero en la clase UA-A y hacen lo propio Bruno Llano en UT-A y Thiago Llano en UT-S.

Para mañana, dado que las condiciones climáticas no varían mucho, se optaría por el mismo sistema de elección de otro par de pruebas especiales.m