Seleccionar página

Diego Domínguez (h) siguió siendo el dominador en materia de RC4, cada día más satisfecho con el rendimiento de su Peugeot.

“El 208 R2 nos salió mejor de lo que esperábamos, dicho esto en función de los tiempos. Cuando lo incorporamos al equipo, no sabíamos cuáles eran sus puntos débiles, pero hasta ahora nunca nos dejó de a pie. Fuera de un vuelco en el que yo me equivoqué y que solo afectó a la chapa, una sola vez se le rompió un semieje, pero porque era una parte ya desgastada que seguramente deberíamos haber cambiado antes porque llevaba ya cinco rallies al menos. Sus puntos fuertes son la suspensión, la caja y los frenos, que paran muy bien al auto y de un modo muy balanceado. Tengo que decir que es un conjunto eficiente en general”.