Seleccionar página

2017, UN AÑO PARA RECORDAR 

Ayer se hizo pública la carta enviada por ASO a las autoridades de nuestro país, donde se confirmaba -oficialmente- que Paraguay no estará incluido en el recorrido del Rally Dakar 2018.

Esta confirmación, hecha realidad y conocida, no nos gusta.
Debe sorprendernos? No!
Analizándolo fríamente, sin parcialismos, era esperable
Nos desilusiona?
Y… si!

Pero bueno, conocido esto, muchos han plantado postura, a favor y en contra, dividiéndose simpatías y antipatías, no en relación a esta realidad sino a lo que es el Dakar y lo que dejó su paso por el Paraguay

Ante tanto escrito y opiniones vertidas de diferentes formas, medios y modalidades de prensa, consideramos oportuno hacer una reflexión en voz alta y sentar posición, o al menos dar a conocer el punto de vista -institucional- del Centro Paraguayo de Volantes

Desde hace ya un tiempo, dada la realidad de nuestro rally nacional, el público paraguayo clama y reclama por eventos internacionales importantes, de primer nivel mundial.

Lógicamente, la mayoría inclinada hacia una fecha del Mundial de Rally pero -desde hace un tiempo, también- ante el paso cercano de la competencia y las presencias de nuestros pilotos, incluso con buenos resultados deportivos, muchos comenzaron a pedir o pensar en el Dakar.

En medio de muchas utopías, con mucha cosa en contra y muy poco a favor, algunas autoridades del país jugaron sus cartas, sin hacer mucho aspaviento y entonces, tras gestiones gubernamentales -directamente con ASO- se empezaron a hacer tratativas que desembocaron en la realidad de 2017

HABLANDO DE ECONOMÍA

Económicamente, hubo una erogación importante y la balanza desde lo monetario habrá que analizarla muy finamente, pues -sí- está claro que se puso dinero y que los extranjeros no aportaron como para que eso se recuperara moneda a moneda

Está claro, que el gran volumen de dinero salió -casi todito- del bolsillo del público paraguayo que se mantuvo esos días en movimiento y acompañó, tanto en la Costanera como en la zona de Luque, la zona de influencia y el propio tramo clasificatorio

Económicamente, lo que hay que cotejar y sopesar es cuanto realmente vale una inversión publicitaria y de imagen del país en el mundo, como la que se tuvo.

Hay que tener en cuenta que durante la previa y en el período comprendido entre 25 de diciembre y 3 de enero Paraguay fue directa, puntualmente, el centro de la atención del aficionado del automovilismo de todo el mundo, sin excepción

Finalmente, desde ese punto de vista habría que ver cuanto cuesta hacer una pauta publicitaria en todo el mundo -durante todo ese tiempo- y sus repercusiones, haciendo conocer al país, sus costumbres, su cultura, sus sitios históricos y de interés, su producción, su economía.

Y, consecuencia directa de ello, el espaldarazo que puede significar llegar a ese público consumidor, emprendedor e inversor mundial, atento a este punto pequeño del mapa, de no muchos habitantes, pero con amplísimas posibilidades y muchísimo por hacer

Cuanto vale eso señores?

Esa es la pregunta que resume el punto económico y de inversión que se hizo, y lo que dejo o se llevó -monetariamente hablando- el Dakar

SOBRE LO DEPORTIVO

Pero lo que a nosotros nos importa -y en lo que tenemos que fijarnos- es en lo deportivo y en eso, el saldo es impresionantemente favorable.

No hay 2 puntos de vista

Durante muchos días -no solo los que estuvo la carrera por aquí- estuvimos trabajando y codeándonos con algunos de los principales organizadores de competencias del mundo.

Eso dejo muchísimo conocimiento y aprendizaje, que se va a volcar todo en mejorar lo nuestro, lo de aquí, y en eso estamos

Para que esta carrera se pudiera correr nos perdimos días de sueño (y no es una frase hecha), haciendo cosas y buscando soluciones para que todo quedara en óptimas condiciones y cumpliendo -con creces- con los requerimientos de los organizadores franceses. Cosas que normal y diariamente aquí en nuestro país son muy difíciles de creer, pensar o implementar

Éxito. Éxito es la palabra que resume lo que significo deportivamente el paso del Dakar por Paraguay.
Con nosotros y mucha gente, fuerzas vivas y autoridades trabajando para un público inconmensurable, espectacular, que aporto muchísimo para que fuéramos ejemplo en la vidriera mundial del Dakar

ASO por 1ª vez, por 1ª vez, en su historia confió la seguridad a un extraño.
Siempre ese aspecto fue cubierto por personal propio, y -sin embargo- aquí, el CPV fue el encargado de la seguridad, hecho que nunca antes se había dado y significó una innovación para los organizadores, fundamentalmente por haber tenido que confiar y hacerlo (cuando quienes conocen la idiosincrasia de los franceses saben que es bastante difícil de lograr).

Y lo hicimos!!

Saliendo de eso, aquí -por varios días- estuvieron muchos de los mejores pilotos del mundo, de diferentes especialidades, corriendo carreras, testeando en el Aratiri y… tomando terere y comiendo chipas y empanadas en cualquier barcito de por ahí.

Pero -finalmente- lo que inclina aún más la balanza en favor de lo que pensamos y sostenemos es… cuanta gente de estas 35 o 40.000 personas que hubo en la ruta podía haber tenido la oportunidad de ver a estos grandes del mundo y este espectáculo?

Cuantos podrían viajar y hacerlo? Cuantos?

Y sin embargo, esto paso aquí y la gente esa fue la que más alegría nos da, por ser los beneficiarios de algo que -sincera y realmente hablando- solo podían haber vivido en un sueño
Alguien se detuvo a pensar en eso?

Por eso y resumiendo: económicamente sumando y restando, con todo lo expuesto, no sabemos como habrá quedado la balanza, pero deportivamente hablando, está clarísimo no?

Hemos vivido en este comienzo de año algo que nunca quizá ni los más optimistas pensaron, lo hicimos aquí y lo hicimos bien, muy bien!

Por eso, no vamos a detenernos a lamentarnos y apenarnos por no tener el Dakar en 2018 sino a alegrarnos y sentirnos reconfortados por haberlo tenido, vivido y disfrutado en este 2017

Carlos Villate
Presidente del CPV  y Comisión Directiva